| 5 min | Jose Carlos Alvárez Jiménez

¿Sigues preguntando al oráculo?

¿Cuál es el propósito de tu empresa?

«El propósito es lo que nos impulsa a levantarnos cada mañana y seguir adelante», dice Simon Sinek y comparto esta afirmación al ciento por ciento. Conocí a este autor inicialmente por su concepto del “Círculo Dorado”, en una charla TED que vi —creo recordar— por Youtube y me deslumbró.

El “Círculo Dorado” explica las tres preguntas fundamentales a las que una empresa debe responder para conocer su misión y motivar a sus empleados y clientes —y ojo: empleados y clientes son dos de las cuatro perspectivas que impulsan una empresa según la teoría del “Cuadro de Mando Integral” propuesta por Robert Kaplan y David Norton—. Estas preguntas son:

“¿Por qué haces lo que haces?”. Esta pregunta identifica el propósito, la razón de ser de la empresa. Es la base de todo lo que realiza. ¿Cuál es la misión detrás de lo que haces? ¿Cuál es tu creencia central? ¿Qué impacto deseas tener en el mundo?

“¿Cómo lo haces?”. Hay muchas formas de alcanzar un porqué. Hay distintos procesos y métodos para lograr un mismo propósito, y cada empresa tiene los suyos. ¿Cuáles son tus ventajas competitivas? ¿Cómo entregas valor a tus clientes?

“¿Qué ofreces?”. Este interrogante pretende conseguir una descripción de los productos o servicios específicos que ofrece una empresa. ¿Qué ofreces al mercado? ¿Cómo te diferencias de lo que entrega tu competencia?

Simon Sinek pone el énfasis en cómo las empresas de verdadero éxito comienzan con el “¿Por qué?” antes de abordar el “¿Cómo?” y el "¿Qué?" y pide a sus gerentes que pongan su foco en la autenticidad, el liderazgo inspirador y la comunicación efectiva como herramientas para desarrollar y hacer crecer sus empresas (impulsadas por sus clientes y por sus empleados).

Si te das cuenta, lo que te planteo no parece nada descabellado, de hecho, parece tener bastante sentido común. Ahora bien, te invito, querido empresario, a reflexionar sobre estos aspectos de una forma honesta: ¿qué crees que opinan tus clientes o empleados acerca de tu gestión?

¿Te consideran una persona auténtica? ¿Haces lo que dices? ¿Dices lo que piensas? ¿Pueden confiar en tu palabra?

¿Se sienten inspirados por ti? ¿Consigues que den lo mejor de ellos? ¿Ayudas a tu equipo a convertirse en su mejor versión profesional? ¿Pones tus recursos y tu conocimiento a su servicio para que alcancen sus objetivos dentro de la empresa? ¿Te entienden? ¿Comunicas de forma adecuada? ¿O generas más confusión?

En Addit ayudamos a las empresas con propósito a diseñar, definir y alcanzar sus objetivos día a día, año a año. De forma consistente. Éste es nuestro propósito: ayudar a que nuestros clientes alcancen el suyo.