Pasar al contenido principal
Elección de forma jurídica

¿Cuál es la mejor forma jurídica para mi negocio?

Una de las preguntas que en mayor número de ocasiones nos realizan los emprendedores del Observatorio Activo 1131 es la de:

¿Cómo se cuál es la mejor forma jurídica que puedo elegir para un negocio? 

Y es normal y muy lógico que nos realicen esta pregunta, puesto que esta elección va a conllevar una serie de condicionantes de gestión con los que, sí o sí, cualquier empresario tiene que contar.

A lo largo de este artículo, vamos a intentar resumir, de una forma lo más comprensible posible las ventajas y los inconvenientes de los distintos tipos de formas jurídicas que puedes elegir para emprender, y de esta forma ayudarte a elegir mejor.

Antes de poder elegir una u otra, debes conocer, para así tener en consideración al tomar tu decesión, una serie de conceptos fundamentales.

 

Desde Addit te exponemos algunas claves para poder elegir la mejor forma jurídica para tu negocio.

¡ Toma nota !

Addit Empresas Formas Jurídicas


 

Responsabilidad

Si no adoptas una forma jurídica societaria que limite tu responsabilidad, vas a responder tú de forma personal e ilimitada por las deudas que asumas.

Tributación

La forma que elijas incidirá en los pagos que vas a realizar a Hacienda. Si eliges una forma jurídica societaria vas a estar sujeto al impuesto de sociedades. Si adoptas una forma de autónomo o profesional vas a tributar en el impuesto de la renta.

Duración

No es lo mismo un proyecto de amplia duración, que la realización de un proyecto delimitado en el tiempo.

Si estás pensando en algo que vaya a durar mucho, parece lógico elegir una forma que posibilite esa duración.

Tipo de Actividad

Por su propia esencia (estatutos de los colegios profesionales, etc), algunas actividades van a tener una forma jurídica determinada.

 

Qué formas jurídicas existen para tu negocio.

Una vez expuestos estos conceptos básicos a grandes rasgos, podemos delimitar las formas jurídicas existentes en nuestro marco jurídico.

Su elección va a depender de la forma en que quieras emprender: de forma compartida (con más personas) o de forma individual (por tu cuenta únicamente).

 

Empreder Sólo o con Socios


 

Vas a emprender de forma compartida:

Entonces estás emprendiendo de forma societaria, y tendrás que decidir si la sociedad es personalista, o capitalista o una mezcla entre ambas (cooperativa)

 

Vas a emprender de forma individual:

Entonces adoptarás la forma de autónomo.
Existen otras formas como las uniones temporales de empresas, sociedades profesionales e incluso mezclas de las anteriores, pero no son el objeto de este artículo.

 

Ventajas de elegir una forma societaria.

Responsabilidad.

Es importante destacar que no todas las formas societarias limitan la responsabilidad.

Esto es muy importante que lo sepas. Las sociedades personalistas no limitan la responsabilidad de los socios.

Es decir, de las deudas sociales responde primero la sociedad, y agotado esto, se irá contra el patrimonio de los socios.

Esto hace que así, de primeras, si queremos limitar nuestra responsabilidad, es mejor no elegir una sociedad personalista, sino elegir una sociedad de capital.

Existen tres tipos de sociedades de capital:

  • Sociedad anónima.

  • Sociedad limitada.

  • Sociedad comanditaria por acciones. (menos utilizada)

Si eliges una de estas opciones, si el patrimonio es insuficiente para hacer frente a las deudas de la sociedad, tu patrimonio (con carácter general, habría determinadas excepciones y circunstancias especiales en el caso de que fueras administrador de la sociedad) quedaría protegido.

Es relevante que sepas que existen unas sociedades profesionales (que se constituyen para ejercer determinadas actividades profesionales)

Tributación.

Si eliges ser persona física, la cuota actual supera (en algunos casos) el 45%, cuando las sociedades suelen tributar el 25% en media.

Sin embargo, ojo, porque el impuesto de la renta es progresivo, por lo que en los tramos bajos queda por debajo del 25%. Sin embargo, el impuesto de sociedades es proporcional, por lo que siempre cotizará al 25%.

Si estás en un tramo de tributación inferior al 25% en el impuesto de la renta de las personas físicas, la constitución de una sociedad no tiene por qué ser lo mejor para ti.

Duración.

Las sociedades se constituyen normalmente sin una fecha determinada de fin, lo cual nos permite una larga duración, siendo tan sencilla la transmisión del negocio como la transmisión de las acciones o participaciones de la sociedad.

Reputación

Las fórmulas de carácter societario tienen una reputación mejor que la del ejercicio como persona física. Si necesitas tener cierta reputación, imagen frente a terceros, es importante que adoptes una forma jurídica que proyecte esa imagen.

 

Desventajas de elegir una forma societaria.

Cumplimiento de obligaciones

Las sociedades están sujetas a una serie de obligaciones formales, contables y tributarias muy superiores a las del ejercicio como autónomo.

Estamos hablando de Juntas Ordinarias (y extraordinarias), contabilidad más exhaustiva, depósito de cuentas, registro de libros, auditoría de cuentas por un auditor del Registro Oficial de Auditores de Cuentas 

La rebaja de tributación que puedas conseguir al elegir una forma societaria se puede ver neutralizada por este extracoste.

 

Ventajas de elegir una comunidad de bienes o autónomos.

Simplicidad de gestión y sencillez tributaria.

La gestión es mucho más sencilla al no requerir una estructura como en el caso de sociedades. Adicionalmente, si eres autónomo tributarás en el apartado de actividades empresariales o profesionales del impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Si eres una comunidad de bienes, tributarás por el régimen de atribución de rentas que luego trasladarás a tu declaración de la renta.

 

Inconvenientes de elegir una comunidad de bienes o autónomos.

No limitación de la responsabilidad.

Vas a responder con todo tu patrimonio por las deudas de tu negocio. Y tienes que tener cuidado con esto si además estás casado y estás en régimen de gananciales.

 

Transmisibilidad de negocio.

Siendo persona física, la transmisión del negocio ha de ser íntegra. Sin embargo, si tienes una sociedad lo puedes hacer a través de las participaciones/acciones (de forma total o parcial).


 

Cómo elegir la mejor forma jurídica para tu negocio.

A lo largo de este artículo te hemos hablado de los aspectos más importantes para elegir tu forma jurídica de forma que ahora ya sabes a qué le tienes que prestar atención.

Si has llegado hasta aquí y tienes más dudas o necesitas un asesoramiento más personalizado ponte en contacto con nosotros pulsando el botón de aquí abajo.

Tags