| 4 min | David Martín

el-crack-del-29-asesoria-estrategica-avila

"No se confundan. No les voy a hablar en esta columna de la peor crisis de la historia de Wall Street, pero quizás sí del peor presidente del Gobierno que, para con las empresas, ha tenido este país: un crack, el tío, por razones obvias que ya conocen ustedes, y también del «29». Porque veintinueve son las medidas laborales que se incluyen en yen acuerdo programático entre los Grupos Parlamentarios de PSOE y SUMAR.

Un documento que contiene, entre otras bondades, la reducción lineal de la jornada de trabajo, que se pretende limitar en todos los sectores a 38,5 horas semanales en 2024 y a 37,5 horas semanales en 2025, sin tener en cuenta la casuística de su actividad y luego ya, si acaso, se lo comentan al Diálogo Social, cuando debería haber sido al revés.

También recoge una nueva regulación del despido con indemnizaciones de carácter restaurativo o una mayor restricción de las modificaciones sustanciales y de los descuelgues de convenio, volviendo así a encorsetar el margen de maniobrabilidad de las empresas a la hora de sortear dificultades económicas, técnicas o de producción.

Y digo yo que, en este designio, habría que haber contado también con las empresas, aunque solo fuera para intentar buscar un equilibrio entre esta ampliación de los derechos laborales y el mantenimiento de la productividad y competitividad de estas.

Más aún cuando, a falta de conocer los datos del último trimestre del año, podemos vaticinar que 2023 cerrará como el ejercicio con mayor número de despidos de la última década, despidos entre los que se encuentran más de 300.000 extinciones objetivas por causas económicas, un 35% más que en el año 2022.

Y es que cuando el río suena, agua lleva. No quiero ser agorero, pero me da en la nariz que lo peor está por venir y, en un país con la mayor tasa de paro de la Unión Europea y la segunda mayor tasa de temporalidad, los experimentos, mejor con gaseosa.

En fin. Ya veremos si esta legislatura va a ser la legislatura del «nuevo Estatuto de los Trabajadores», como vaticinaba hace unos días el presidente del Gobierno, y si se incorporarán incentivos para que las empresas ofrezcan horarios más flexibles y potencien el teletrabajo.

O si donde dije digo, digo «Pedro»"
```