Pasar al contenido principal
Reformas_trabajador_autonomo

Qué es lo que ha pasado realmente con la Ley de Reformas Urgentes del trabajo autónomo

Ley de Reformas Urgentes del trabajo autónomo: quien te ha visto y quien te ve.

Fueron varias las novedades prometidas en materia fiscal para los autónomos. Todavía recuerdo a uno de mis socios diciéndome “comenta en tu conferencia que los gastos del automóvil serán deducibles hasta en un 50% en el IRPF”.

Mi contestación como asesor fiscal fue sencilla; “hasta que no lo vea en el BOE, yo no comento nada”.

Puede que sea degeneración profesional, pero la experiencia me ha enseñado a no ilusionarme. Sobre todo con propagandas políticas publicadas a bombo y platillo en prensa digital.

Bien, pues finalmente el 25 de octubre de 2017 ha salido publicada en el BOE la Ley 6/2017, cuyo título es Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo.

 

Novedades de la nueva Ley de Reformas Urgentes del trabajo autónomo

El título ya suena a chota, máxime cuando han estado casi un año para elaborar una norma que dedica a la parcela fiscal el artículo 11. No seamos mal pensados, nuestros amados políticos tienen mucho trabajo con Cataluña. Estos menesteres son claramente residuales.

 

Gastos deducibles en la nueva Ley de Reformas Urgentes del trabajo autónomo.

Comienzo por la primera novedad, que establece lo siguiente “En los casos en que el contribuyente afecte parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de la actividad económica, los gastos de suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior”.

Para que nos hagamos una idea, la situación existente hasta la fecha era la siguiente:

Antonio que ejerce la actividad económica de diseño de páginas web en su domicilio particular. Él tiene una habitación que usa para dicho negocio. Esta habitación representa el 20% del inmueble.

Nuestro querido Antonio podía deducirse sin problema el 20% de todos los gastos inherentes a la titularidad del inmueble. Esto incluye amortización del vuelo, IBI, seguro, tasas etc. Ahora bien, el problema llegaba con los gastos de suministros (teléfono, luz, agua y calefacción).

El criterio de los departamentos de Gestión Tributaria era no admitir como deducible el 20% esos gastos. Para ello esgrimía que el dato objetivo del % de afectación era sólo aplicable respecto de la titularidad. Y por el contrario no lo podía ser de este tipo de suministros.

La nueva situación es la siguiente: con la nueva reforma Don Antonio tiene unos gastos de suministros de teléfono, internet, agua y luz que suman 3.000€ al año.

El importe deducible sería:

Total de gastos 3.000
20% inmueble afecto 600
30% deducible 180

 

Y cuidado con la letra pequeña.

Para terminar con este punto, no debemos olvidar la última coletilla de este apartado: salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.

Es decir, tanto el contribuyente como Administración podrán probar un importe superior o inferior respectivamente. El cálculo % establecido por el legislador viene de la siguiente formula [ (50,40 horas trabajadas x100)/ 168 horas semanales= 30%).

En pocas palabras, si el contribuyente puede probar más de 50,40 horas trabajadas en su casa, podrá elevar ese 30%. Seamos sinceros, la prueba será cuanto menos complicada y el rédito fiscal muy pequeño.

Gastos de manutención

La segunda novedad que ha introducido la reforma ha sido la siguiente: “Los gastos de manutención del propio contribuyente incurridos en el desarrollo de la actividad económica, siempre que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago, con los límites cuantitativos establecidos reglamentariamente para las dietas y asignaciones para gastos normales de manutención de los trabajadores”.

Bueno, es justo preguntarse: ¿ha mejorado la situación del contribuyente con esta modificación?.

La respuesta es NO.

Los gastos de manutención han sido y serán gasto fiscalmente deducibles siempre que estén relacionados con la actividad económica y el autónomo pruebe que es así (AQUÍ ESTA EL PROBLEMA).

Lo que el legislador ha hecho es establecer una serie de limitaciones:

1.- Limitaciones materiales: el gasto se tiene que realizar en un establecimiento hostelero. Además, el pago se debe realizar por medio electrónico.

2.- Limitaciones cuantitativas: a partir de ahora el importe máximo que se podrá deducir en concepto de manutención será igual al establecido para trabajadores por cuenta ajena. En este caso será 26,67 €/día, si el desplazamiento es en España. O será 48,08 €/día, si se produce en el extranjero. Si se pernocta fuera de los municipios señalados el gasto deducible ascenderá, como máximo, a 53,34 €/día cuando el desplazamiento se produzca en España. Y a 91,35 €/día, cuando tenga lugar en el extranjero. Con esto se ha dado refrendo legal al criterio de la DGT que establecía como no deducibles este tipo de gastos cuando su importe era demasiado elevado.

Conclusión:

El contribuyente tendrá que seguir realizando el mismo esfuerzo probatorio para poder deducir este tipo de gastos, con el añadido de las nuevas limitaciones establecidas

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.